El uso de antibióticos para la gripe

antibioticos-para-la-gripe

Las instrucciones detalladas sobre el uso de antimicrobianos. La influenza es la enfermedad más insidiosa de las infecciones respiratorias agudas. El periodo de "silencio" de la enfermedad es leve y no causa dificultades en el tratamiento. Sin embargo, durante una pandemia, el riesgo de contraer el virus se incrementa varias veces, y este trastorno pone en grave peligro la salud humana.

Antibióticos para la gripe: ¿cómo y cuándo tomarlos?

La influenza tiene la capacidad de suprimir el sistema inmunológico, causando complicaciones: neumonía, meningitis, sinusitis y otros. Por lo tanto, el tratamiento de la infección no siempre se limita a la recepción de los medicamentos antivirales. Para combatir las comorbilidades se usan ampliamente los antibióticos.

El tratamiento oportuno y adecuado proporciona la recuperación rápida de la infección. En este artículo vamos a hablar acerca de cuándo vale la pena tomar antibióticos para la gripe, y a qué medicamentos hay que dar preferencia.

¿Cómo se desarrolla la gripe?

La gripe penetra al núcleo celular y obliga a la célula a producir nuevos gérmenes. Multoplicándose poco a poco, los virus entran en el torrente sanguíneo y se propagan por todo el cuerpo. Más a menudo la enfermedad se centra en la mucosa del sistema respiratorio.

El trastorno respiratorio se siente en tres días después de la infección. La gripe se caracteriza por la aparición brusca, acompañada de los siguientes síntomas:

  • aumento rápido de la temperatura (hasta 39-40 ° C).
  • escalofríos.
  • dolor en los músculos.
  • migraña.
  • dolor de garganta.
  • congestión nasal y secreción nasal leve.
  • tos.
  • en algunos casos, se nota un trastorno digestivo y conjuntivitis.

Con la gripe que no tiene complicaciones se puede hacer frente en 5-7 días, pero algunas de las manifestaciones de la enfermedad (dolor de cabeza, debilidad) pueden continuar durante 2-3 semanas.

Complicaciones de la gripe

La gripe debilita el sistema inmunológico, haciendo el cuerpo vulnerable a las infecciones bacterianas. Son especialmente peligrosas las complicaciones de trastornos respiratorios para las mujeres embarazadas, niños y ancianos.

Muy a menudo la gripe se acompaña de:

  • faringitis y laringitis (inflamación de la faringe y la laringe).
  • otitis (inflamación del oído).
  • bronquitis o neumonía (inflamación de los bronquios y los pulmones).
  • sinusitis (inflamación de los senos paranasales).

En algunos casos, la inflamación puede ocurrir en el músculo, vejiga, riñones, corazón. Se pueden tratar con éxito la mayoría de estas enfermedades usando los antibióticos apropiados.

Después de la gripe a menudo se produce la exacerbación de enfermedades crónicas, tales como el asma, la diabetes, los trastornos metabólicos y otros.

¿Qué antibióticos ayudan contra la gripe?

La mejor opción para el tratamiento de las complicaciones de la gripe es Zithromax. El antibiótico de amplio espectro que pertenece al grupo de los macrólidos, se acumula en los focos de infección e inhibe la capacidad de las bacterias para multiplicarse. A partir de entonces, el medicamento elimina los restos de gérmenes y se excreta del cuerpo de forma natural.

Zithromax Genérico es efectivo contra una serie de enfermedades derivadas de la gripe:

  • faringitis.
  • laringitis.
  • otitis.
  • sinusitis.
  • angina de pecho.
  • amigdalitis.
  • neumonía y otros.

Antes de utilizar el producto, compruebe la sensibilidad de la microflora que ha causado la enfermedad. De esto depende la dosis y la eficacia del tratamiento recomendado.

Zithromax se toma una vez al día una hora antes de comer o dos horas después. Para el tratamiento de las complicaciones de la influenza uno debe observar el siguiente calendario de uso de antibióticos:

  • El primer día – 0,5 gramos.
  • A partir del segundo y hasta el quinto día – 0,25 gramos.

En algunos casos, se requiere un curso intensivo de tratamiento. Entonces, es necesario tomar 0,5 gramos de Zithromax Genérico al día durante 3 días.

Los menores deben someterse a un curso de tratamiento de cinco días. La dosis depende de la edad, el tipo y gravedad de la enfermedad, así como del peso del niño.

Antes de utilizar Zithromax Genérico, es importante estudiar las instrucciones y seguir  recomendaciones indicadas allí. Se debe prestar especial atención a las contraindicaciones para el uso del fármaco antibacteriano:

  • alergia al grupo de los antibióticos macrólidos.
  • disfunción renal y hepática graves.
  • embarazo.

Por otra parte, Zithromax Genérico es incompatible con ciertos tipos de medicamentos. Los pacientes que toman cualquier medicamento de forma regular deben informar al médico antes de la prescripción del antibiótico.

No hay que olvidar que la automedicación con Zithromax Genérico está prohibida, ya que el uso indebido de la droga puede ser perjudicial para la salud. Antes de empezar a tomar el medicamento, es necesario  visitar a un especialista.

El antibiótico está aprobado para su uso en caso del tratamiento de enfermedades asociadas con la gripe en niños. Zithromax Genérico tiene una influencia delicada y no daña al cuerpo de los niños.

Otros antibióticos

Zithromax Genérico no es el único antibiótico que hace frente con éxito a las infecciones bacterianas. Actualmente compiten con él 4 otros fármacos de alta calidad:

  1. Cipro Genérico es un antimicrobiano del grupo de fluoroquinolonas. Se utiliza ampliamente para el tratamiento de infecciones del tracto respiratorio, huesos, piel, articulaciones, tejidos blandos, tracto gastrointestinal. Da un resultado estable en la lucha contra la Salmonella, Shigella, Campylobacter y otros patógenos. También se puede utilizar para tratar las complicaciones de la gripe.
  2. Amoxil Genérico es un antibiótico semisintético que  tiene acción bactericida fuerte. El medicamento es recetado para las infecciones del tracto respiratorio superior,  tracto digestivo, riñones, tracto urinario, piel, tejidos blandos, articulaciones y huesos, así como para el tratamiento de la enfermedad de úlcera péptica y gastritis. Se considera un remedio eficaz para prevenir las complicaciones después de la cirugía.
  3. Ampicilina Genérico es un antimicrobiano de amplio espectro. Ayuda en el tratamiento de enfermedades causadas por Salmonella, Shigella, Proteus, E. coli y otras bacterias. Con más frecuencia el antibiótico se prescribe a pacientes con varios tipos de neumonía, bronquitis, amigdalitis, peritonitis, colecistitis y abscesos de pulmón. No funciona contra las bacterias que son resistentes a la penicilina.
  4. Flagyl es el único de los antibióticos representados que no ayuda a deshacerse de las complicaciones de la gripe. Pero es un remedio excelente para la vaginitis no específica,  amebiasis, tricomoniasis urogenital, infecciones quirúrgicas y la giardiasis. El componente activo del antibiótico es el metronidazol que contrarresta las once cepas de bacterias patógenas.

Estos medicamentos ayudan a hacer frente no sólo a las enfermedades que acompañan a la gripe, sino también a docenas  de otros trastornos. Por lo tanto, cada uno debe procurarse de la reposición del botiquín casero con los antibióticos eficaces.

Deja un comentario