Antibióticos para niños: debe tener cuidado

antibioticos-para-ninos

Antibióticos es el remedio  más eficaz para las infecciones bacterianas. Los antimicrobianos destruyen rápidamente los agentes patógenos y contribuyen al tratamiento del paciente. Sin embargo, el uso de medicamentos antimicrobianos no siempre está justificado. Los fármacos de este grupo tienen un efecto tóxico en el cuerpo, por lo que deben usarse con mucho cuidado en el tratamiento de los niños. En qué casos se puede tomar antimicrobianos, así como cuáles son los antibióticos seguros para los niños vamos a contar a continuación.

¿Cuándo está justificado el uso de antibióticos?

Antes de iniciar el tratamiento con antibióticos es necesario asegurarse de que la enfermedad es de naturaleza bacteriana. La medicina sabe muchos casos, cuando los padres dieron los medicamentos antimicrobianos a su bebé para el tratamiento de trastornos causados ​​por virus. Como resultado, el estado del niño empeoró y los médicos tuvieron que lidiar no sólo con el agente infeccioso, sino también con las consecuencias del uso indebido de los antimicrobianos.

El uso de antibióticos no siempre está justificado incluso si la enfermedad es causada por una bacteria. Si la infección se encuentra en la etapa inicial, se puede derrotarla con la ayuda de los fármacos menos potentes. Al contrario, los trastornos graves como regla requieren la recepción de los medicamentos antibacterianos. Cuando se utilizan correctamente, estos fármacos inhiben la actividad de las bacterias y proporcionan la recuperación completa de un niño.

Si ha encontrado en un niño los síntomas de una enfermedad, debe ponerse en contacto con un centro médico. Un médico cualificado va a tomar las pruebas y, si es necesario, prescribir antibióticos para los niños. No se recomienda utilizar medicamentos antimicrobianos para el tratamiento de los menores de edad sin consultar a un especialista. Esto puede complicar la enfermedad e incluso poner en peligro la vida de un niño.

antibióticos en el tratamiento de niños

Consecuencias de un uso inadecuado de los antibióticos

El uso incontrolado de antibióticos puede tener consecuencias graves para la salud de un niño. Los fármacos antimicrobianos tienen un efecto negativo sobre la flora intestinal y contribuyen al desarrollo de la disbiosis. A menudo, después de la medicación el bebé comienza a sufrir de hinchazón, estreñimiento o diarrea.

Además, el uso inapropiado de antibióticos ocasionalmente causa:

  • inmunosupresión.
  • reacciones alérgicas.
  • complicaciones de la infección viral.

El uso frecuente de medicamentos antimicrobianos puede provocar la aparición de resistencia bacteriana. Los microorganismos adquieren resistencia al tratamiento con antibióticos y la terapia no da el resultado deseado.

Condiciones de uso de antibióticos en el tratamiento de niños

Si su médico ha decidido que es necesario usar antibióticos para tratar la infección, cada padre debe atenerse estrictamente a las siguientes reglas:

  • Seguir la dosis correcta y el calendario de administración del fármaco. Si su médico no le dio recomendaciones específicas sobre el uso de la droga, debe estudiar las instrucciones. Por ejemplo, se puede alcanzar mejor efecto terapéutico en la aplicación de los macrólidos y penicilinas en caso de tomarlos 2 veces al día. Pero los antibióticos que contienen la azitromicina se debe tomar sólo 1 vez por día.
  • Informar al médico si el niño en los últimos tres meses ya ha tomado antibióticos.
  • No interrumpir el tratamiento prematuramente. Mejora de la condición del bebé no significa una victoria completa sobre la enfermedad. La infección puede ocultarse y volver a aparecer después de la discontinuación de la droga.
  • Usar sólo antibióticos para los niños, no reemplazarlos con otros fármacos.
  • Informar de inmediato a su médico, si surgen  las reacciones alérgicas y otros efectos secundarios.
  • No combinar antibióticos con antihistamínicos.
  • Si es posible, utilizar medicamentos para uso oral que no contienen azúcar y colorantes.

La implementación de estas recomendaciones protegerá  a su bebé de los efectos negativos y garantizará una recuperación pronta.

Enfermedades que requieren el uso de antibióticos

A veces, no se puede sin el uso de medicamentos antibacterianos. Tomamos en consideración cinco de las enfermedades más comunes el tratamiento de las cuales requiere la recepción de antibióticos.

Antibióticos para la bronquitis

La enfermedad tiene varias variedades, la mayoría de las cuales tiene que ser tratada con antibióticos. No es necesario usoar los medicamentos de esta categoría sólo en caso de la bronquitis aguda viral. La forma crónica del trastorno, infecciones por Mycoplasma y Chlamydia deben ser tratadas con el uso de los antimicrobianos.

Amoxil  de la mejor manera  hace frente a la bronquitis. Es antibiótico de toxicidad baja para los niños que  permite deshacerse de la enfermedad en unos pocos días. También para el tratamiento del trastorno convienen las fluoroquinolonas, cefalosporinas y macrólidos.

Antibióticos para la angina

Es importante recordar que la angina causada por una bacteria no se acompaña de una secreción nasal ni tos. En presencia de estos síntomas en lugar de antibióticos se debe tomar remedios antifúngicos o antivirales.

En caso si Ud está seguro de que la angina es de naturaleza bacteriana, en primer lugar debe utilizar Zithromax. La droga contiene azitromicina, la que en el corto plazo eliminará los principales focos de infección. Además, es un antibiótico eficaz para el dolor de garganta, fiebre, escalofríos y otros síntomas de la angina.

También pueden ayudar en el tratamiento de la enfermedad los fármacos antibacterianos del grupo de penicilinas y cefalosporinas.

Antibióticos para la otitis

La otitis leve generalmente no requiere consumo de medicamentos antimicrobianos. Sin embargo, en  casos cuando hay una intoxicación general y el niño está sufriendo de dolores de cabeza y alta temperatura, es necesario usar los antibióticos.

En caso caso de la otitis se debe dar preferencia  a la amoxicilina. Si la terapia con el medicamento durante 2-3 días resulta ineficaz, use la ampicilina o un medicamento categoría de las cefalosporinas. Los antibióticos seguros para los niños son muy eficaces y muy rara vez causan efectos secundarios.

Antibióticos para la fiebre

La fiebre de origen desconocido generalmente se trata con antibióticos de amplio espectro. Dichos medicamentos permiten cubrir el mayor número de enfermedades que pueden causar fiebre en los niños. Como regla general, la terapia produce un resultado.

Las temperaturas extremadamente altas es el caso raro cuando se puede prescribir medicamentos antibacterianos sin los análisis previos. La razón principal es la necesidad de llevar a cabo un gran número de pruebas médicas que toman mucho tiempo. El uso inmediato de los antibióticos puede mejorar la condición del niño.

Antibióticos para la faringitis

La inflamación de la membrana mucosa de la superficie de la garganta obligan al niño a sobrevivir muchos momentos desagradables. Para aliviar la condición del bebé debe lo más pronto posible empezar a tomar los antibióticos para el dolor de garganta. Estos medicamentos incluyen la Ampicilina y otros fármacos del  grupo de las penicilinas.

Sin embargo, antes de la aplicación de antibióticos, es importante asegurarse de que el dolor de garganta es causado por microbios. Si la enfermedad ha surgido debido al virus, el uso de antibióticos no dará resultados.

Comments are closed.