hiperplasia benigna de próstata

Al llegar a la edad de cuarenta años, cada hombre debe prestar una mayor atención a su salud. A partir de aquel momento, aumenta significativamente el riesgo de muchas enfermedades, y la actitud desdeñosa a su cuerpo puede dar lugar a consecuencias graves. A los órganos más vulnerables  pertenece la próstata. Aproximadamente el 50% de los representantes maduros del sexo fuerte se enfrentan con el aumento anormal del órgano debido al desarrollo de la hiperplasia benigna de próstata. Con la edad, la probabilidad de enfermedad aumenta.

LA HIPERPLASIA BENIGNA DE PRÓSTATA: MÉTODO DE TRATAMIENTO

Adenoma de la próstata no es una amenaza para la salud, pero empeora significativamente la calidad de vida de los hombres. Es mejor empezar la terapia de la enfermedad en una etapa temprana, cuando se puede reducir tumor con ayuda de medicamentos. En casos graves, para el tratamiento se necesitarán los métodos más radicales.

Medicación

Los medicamentos modernos son muy eficaces en el tratamiento de la HBP, y son seguros para el cuerpo masculino. Los fármacos que se usan para tratar el trastorno se puede dividir en tres grupos:

  • bloqueadores alfa-1 adrenérgicos.
  • inhibidores de la 5-alfa reductasa.
  • extractos de plantas.

A la categoría de los bloqueadores alfa-1 adrenérgicos pertenecen Terazoin, Alfuzoin, Tamsulosina y otros. Estos medicamentos alivian la mayoría de los síntomas y aumentan la tasa de flujo urinario. Al utilizar el alfa-1 adrenérgicos el paciente siente alivio al pasar 5-10 días después del inicio de la terapia.

La finasterida se considera la más eficaz entre los inhibidores de la 5-alfa reductasa. El fármaco puede reducir el volumen de la próstata en un 25-30%, previene  la aparición de sangre en la orina y además aumenta las posibilidades de un resultado favorable de la cirugía. Los estudios encontraron que el uso de la finasterida reduce el riesgo de progresión de la enfermedad en un 50%. Si se aplica un tratamiento complejo con el uso de diversos tipos de drogas, las posibilidades de un resultado favorable se incrementan hasta 67%. 

De los medicamentos naturales se recomienda tomar el extracto de Serenoa repens. El fármaco hierbal puede reducir el tamaño del tumor en un 15-20%, y también tiene efecto anti-inflamatorio. Los remedios que contienen extracto de la planta se prescriben a menudo como tratamiento complementario de la hiperplasia prostática benigna y en casos cuando la enfermedad está acompañada por la prostatitis.

Medicamentos para la potencia en caso de adenoma de próstata

Se puede utilizar los remedios para la potencia para el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata en las primeras etapas.
EL resultado estable en la terapia de la enfermedad mostró Viagra 100 mg. El fármaco para la potencia acelera la circulación sanguínea en los órganos de la pelvis y mejora el funcionamiento de la próstata. En caso de la forma leve de adenoma la dosis máxima de Viagra puede retrasar significativamente la progresión de la enfermedad.

Es aconsejable  usar un remedio para mejorar la potencia y como medida preventiva. Los hombres que toman Viagra regularmente son menos propensos a la aparición de la hiperplasia benigna de próstata. En promedio, el fármaco reduce el riesgo de trastornos en 20-25%.

Debido a sus propiedades únicas, Viagra se utiliza ampliamente en el tratamiento de enfermedades de la próstata: prostatitis y adenoma.

Cirugía

Si la terapia con medicamentos fracasa, la única manera de deshacerse de la hiperplasia benigna de próstata es la cirugía.

El objetivo de la cirugía puede ser la extirpación del tumor (adenomectomia) o la eliminación de la glándula prostática (prostatectomía). Las medidas más radicales se utilizan en casos difíciles y conducen a consecuencias graves.

Los médicos destacan tres tipos de operaciones:

  1. La eliminación del tejido dañado sin incisión a través de la uretra. Hoy en día, la operación se lleva a cabo usando un láser, y casi no causa daños a la salud. El riesgo de complicaciones durante la cirugía es bajo.
  2. La cirugía abierta con acceso a través de la pared de la vejiga.
  3. La obstrucción de los vasos sanguíneos de la próstata. El acceso es a través de la arteria femoral. Éste es el tipo más seguro de las operaciones.

Se permite utilizar a cirugía sólo cuando han fallado otros métodos. La cirugía puede causar efectos no deseados, tales como la disfunción eréctil, la eyaculación retrógrada y la incontinencia urinaria.

Intervención no quirúrgica

Para el tratamiento de la hiperplasia benigna de próstata, los médicos pueden recurrir al uso de métodos no operacionales. A estos métodos de tratamiento pertenecen:

  • extensión de las áreas estrechadas de la glándula prostática y las zonas alrededor de ella mediante el inflado de un cilindro que se inserta en la uretra, o la instalación de construcciones especiales (stents).
  • uso de ultrasonido de alta potencia.
  • destrucción del tumor usando bajas temperaturas (criocirugía), y otras técnicas.

La eficacia de la intervención no quirurgica no es muy alta, por lo tanto, estos métodos de tratamiento se utilizan de manera selectiva.

No hay que olvidar del mejor método de tratamiento de adenoma de próstata – la prevención. Un estilo de vida saludable, ejercicio físico, evitar hábitos nocivos y el examen anual por un médico ayuda a reducir el riesgo de hiperplasia prostática benigna y síntomas relacionados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *